MACETAS PARA PLANTAR MARIHUANA: TIPOS Y TAMAÑOS

Elegir el tipo de maceta es una de las primeras decisiones a las que nos tenemos que enfrentar a la hora de comenzar nuestro autocultivo. Para llevar a cabo esta elección, debemos fijarnos en las características de nuestro sistema y de nuestra planta para escoger aquella que más se adapte a nuestras necesidades.

El tipo de maceta incide directamente en la salud del sistema radicular que, a su vez, es determinante para un correcto desarrollo de la planta. Unas raíces sanas permiten que la planta se alimente y se hidrate correctamente.

Por ello, en este post describiremos los tipos de macetas que existen y las diferentes capacidades que podemos encontrar de las mismas para que tu elección sea mucho más sencilla.

macetas tipos

Las macetas para cultivar marihuana podrían clasificarse básicamente en dos grandes grupos: de plástico y de tela.

Las macetas de plástico son las que tradicionalmente se han utilizado para este objetivo, existen de diferentes formas y tamaños por lo que podemos elegir la que más nos convenga según nuestras prioridades.

Las macetas de tela son relativamente nuevas y menos frecuentes, pero han tenido una gran acogida debido a sus ventajas: mayor aireación del sustrato y sistema radicular y poda natural de raíces.

Antes de comenzar tu cultivo con maceta, deberás esclarecer que tipo vas a utilizar y, aunque pueda parecer un tema bastante irrelevante, tiene mucha más importancia de la que podemos creer a priori y puede ser un factor determinante a la hora de tener éxito en la cosecha ya que, una elección correcta del tipo de maceta que vamos a utilizar, afecta directamente a la salud de la planta así como a la utilización eficiente del espacio dedicado al cultivo.

TIPOS DE MACETA

Maceta cuadrada negra:

maceta cuadrada

son las macetas clásicas de plástico que existen en diferentes tamaños. Son las más comunes y están elaboradas de plástico rígido por lo que se lavan fácilmente para poder reutilizarse.

Las macetas de color negro están especialmente indicadas para el cultivo de interior o para el exterior en los meses fríos ya que absorbe el calor y durante los meses de verano en exterior dañará las raíces debido a una excesiva temperatura.

Maceta cuadrada o redonda blanca:

maceta redonda blanca

las macetas blancas están especialmente diseñadas para el cultivo en exterior durante la temporada y los meses más calurosos ya que el color blanco refleja la luz y hace que no se caliente tanto el sistema radicular.

Estas macetas podemos encontrarlas de forma cuadrada o redonda, con y sin asas. La forma de la maceta influye en la estructura que tendrá la planta cuando crezca, pero debemos tener en cuenta que en los cultivos de interior, por norma general, es recomendable utilizar macetas cuadradas que permiten aprovechar mejor el espacio.

Bolsa de cultivo blanca:

Bolsa de cultivo blanca

de diferentes tamaños, las bolsas de cultivo son una alternativa muy cómoda y práctica debido a que se pueden apilar, son muy fáciles de transportar y permiten un trasplante rápido y fácil, se corta la parte inferior de la bolsa y se introduce en una de mayor tamaño, lo cual genera muy poco estrés a la planta.

Una vez finalizado la plantación, podemos limpiar la bolsa de forma muy sencilla o directamente desecharla. Recomendables tanto para interior, donde aprovecharemos el espacio y para exterior.

Macetas de colores:

macetas de colores pequeñas

las macetas de colores nos permiten identificar la variedad de marihuana que estamos cultivando sin la necesidad de colocar etiquetas identificativas, se venden en paquetes de 90 unidades. Estas macetas tienen una capacidad de 0.30L por lo que son ideales para la fase de germinación y para esquejes.

Maceta perforada aeropot:

maceta perforada aeropot

se trata de una maceta que contiene orificios con el objetivo de que las raíces de las plantas no crezcan en espiral y, a su vez, cuando sobresalgan por los agujeros, el aire realizará una poda natural de las raíces. Esta poda natural provoca que el sistema radicular está desarrollándose permanentemente lo que repercute directamente en las plantas acelerando el crecimiento y dándoles una estructura más densa y compacta. Son ideales para evitar que nuestra planta adquiera un porte demasiado elevado, así como para plantas madre.

Maceta rejilla:

maceta de rejilla

este tipo de macetas está indicado específicamente para los cultivos hidropónicos y aeropónicos. Las rejillas de esta maceta permiten la salida sin problemas de las raíces a la vez que mantienen las bolas de arcilla dentro. Son cómodas y económicas y pueden lavarse y reutilizarse de nuevo.

Maceta sobreelevada:

maceta sobreelevada

es la clásica maceta cuadrada de plástico negro en la que existe una sobreelevación que permite una mayor aireación. Es fácilmente lavable y reutilizable.

Maceta de tela:

maceta de tela

las macetas de tela podemos encontrarlas tanto en color blanco como en negro, así como de diferentes tamaños que se adaptan a las necesidades de nuestras plantas.

La gran novedad de las macetas de tela se debe a que son de un material que permite la aireación del sustrato además de realizar una poda natural de raíces utilizando un método similar al de las macetas aeropot. Además, una vez finalizado, podemos lavarlas y utilizarlas de nuevo.

TAMAÑO DE LAS MACETAS

    1. Macetas de tamaño reducido (entre 0.5 a 2L): estas macetas suelen ser empleadas para plantar una vez estén germinadas las semillas o para el enraizamiento de esquejes, por lo que constituirán la primera maceta del ciclo vital de nuestra planta.
    1. Maceta de 3.5L: utilizada para la fase de crecimiento en interior o directamente tras germinar las semillas en exterior. Una vez el sistema radicular haya ocupado toda la maceta, se debe trasplantar una de mayor capacidad.
    1. Maceta de 5.5L: se utiliza principalmente para los cultivos de interior y para las primeras etapas de crecimiento en exterior.
    1. Maceta de 7L: una de las más comunes en interior, donde se utilizan también para la etapa de floración. También se utiliza para realizar trasplantes desde macetas de 3.5 en  exterior.
    1. Maceta de 11L: es el tamaño máximo que deberíamos emplear en indoor. Se utiliza en exterior para realizar trasplantes desde maceta de 7L durante la etapa de crecimiento. También puede utilizarse para el cultivo de variedades autoflorecientes.
    1. Maceta de 18, 19 o 20L: es la capacidad ideal para las autoflorecientes ya que éstas no deben ser trasplantadas y su capacidad deja espacio suficiente para un correcto desarrollo del sistema radicular. También se utilizan en exterior para trasplantes desde macetas de 11L.
    1. Maceta de 40L: estas macetas/contenedores tienen una mayor capacidad y están destinadas al cultivo en exterior. Están provistas de asas para facilitar su transporte.
  1. Maceta de 50L: para aquellos a los que se les queden pequeñas las demás macetas, pueden escoger las de 50L, fabricadas fundamentalmente para plantar variedades de temporada en exterior, donde se conseguirá unas plantas de estructura medio/alta.

Otras características

Las macetas deben tener el tamaño adecuado para tus plantas: si son demasiado pequeñas el sistema radicular no podrá desarrollarse y la planta no crecerá correctamente y si son demasiado grandes además de utilizar más sustrato del que necesitamos, con lo que se encarecerá el coste, el sistema radicular de las plantas tiende a ocupar la parte inferior y los bordes de la maceta por lo que dejaría mucho espacio sin utilizar.

Critical + + Feminizada

PACKPRECIO
3 unidades 8€
5 unidades 11 €
10 unidad... 23 €
25 unidad... 45 €
100 unidad... 170.01 €
COMPRAR

Las raíces tienden a crecer hacia abajo, hacia los lados y profundizar, por lo que la mayoría de las macetas tienen una forma alargada en lugar de ancha, lo cual nos garantizará un sistema radicular más extenso.

Recuerda que todas las macetas deben disponer de un sistema de drenaje que permita eliminar el exceso de agua. Puedes complementar tus macetas con otros accesorios como platos y bandejas que ayuden a recoger el agua que sobra.

Asegurate siempre de escoger los productos adecuados para el autocultivo que vas a llevar a cabo, una decisión correcta ayuda a evitar futuros problemas.

Por último, es conveniente que tengas en cuenta que los trasplantes sólo pueden realizarse durante la fase de crecimiento, NUNCA durante el ciclo de floración.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados como *

Usted puede usar estos HTML etiquetas y atributos:: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EQT S.L.U. actúa como se responsable de los datos que se recabaran en el presente blog. La finalidad es mostrar su comentario en el post, cuya base jurídica es su consentimiento expreso del articulo 6.1.a. RGPD. Se pueden ejercer en cualquier momento los derechos de acceso, supresión, limitación, portabilidad de datos u oposición dirigiéndose a la dirección postal: al correo electrónico: info@geaseeds.com. Con el checkbox Das tu consentimiento para el recabado de los datos volcados aquí, admitiendo que los mismos son verídicos, exactos y fiables, aceptando haber leído la política de privacidad.