Mujeres y Marihuana: El papel feminista en la historia del cannabis

La historia de la marihuana está marcada por una serie de mujeres valientes y visionarias que han desafiado estereotipos y contribuido significativamente al mundo del cannabis y su aplicación medicinal. Desde activistas hasta empresarias, estas mujeres han dejado una huella indeleble en la industria y en la percepción cultural de la marihuana. Estas mujeres han desempeñado papeles cruciales en la evolución de la cultura y la industria de la marihuana. Su legado continúa influyendo en la forma en que percibimos y utilizamos la marihuana en la actualidad. A continuación, exploraremos las mujeres más influyentes en la historia de la marihuana:

Mujeres influyentes en la marihuana y su legalización
Mujeres influyentes en la marihuana y su legalización

Fernanda de la Figuera, la abuela de la marihuana

Le llaman “La abuela Marihuana” porque salió en la tele con sus plantas y reivindicando su despenalización. Fue condenada por un delito de tráfico de drogas. Falleció el 24 de abril de 2022 y fue una de las activistas más veteranas de la escena cannábica europea. Llevaba más de 30 años luchando por los derechos de los consumidores de cannabis.

Fernanda de la Figuera, la abuela de la marihuana

Premio para la Cultura Cannabis

Logró que le reconocieran con el premio ‘Cannabis Culture Award’, otorgado en la inauguración del Hemp Museum de Barcelona, junto a otras personalidades como Richard Branson.

Primer auto-cultivo legal en España

En 1995 Fernanda de la Figuera fue la primera persona en España que logró que se reconozca su derecho al autocultivo de Cannabis. Fundó y presidió la Asociación Ramón Santos de Estudios sobre el Cannabis en Andalucía (ARSECA. Además, la abuela marihuana creó el Partido Cannabis por la Legalización y la Normalización (PCLYN) y la Federación de Asociaciones Cannábicas (FAC).

Presidenta del partido cannábico Luz Verde

Ahí no termina todo, Fernanda fue portavoz de la Coalición Europea para Políticas de Drogas Justas y Efectivas (ENCOD) y presidenta del partido cannábico Luz Verde que aún está en activo.

Después de una intervención policial en un cultivo de su asociación, se enfrentó a un juicio en el que la fiscalía pedía para ella cuatro años de cárcel por tráfico de drogas. La Abuela Marihuana nunca ha traficado, además, siempre se ha declarado fervientemente en contra de esta práctica. Ella siempre hacía lo posible por llegar a la legalización y luchaba por el autocultivo.

Defensora del cannabis como medicina

En el juicio al que tuvo que acudir, de Marías x María, comento que: «pensaba que estaba realizando algo que se podría hacer, algo legal o en sus límites, sobre todo algo para ayudar a los demás y sin infringir la ley. Ya habíamos visitado algunas asociaciones. Me encuentro en la lucha por la legalización del cannabis desde años atrás y me han absuelto en otras ocasiones. De verdad pienso que llegará el día en que todo esto sea legal, es la medicina del S XXI, hemos estado realizando una labor muy útil e importante para muchas mujeres«.

Mila Jansen, la Reina del Hachís

Durante los años noventa, en la incipiente industria cannábica holandesa, Mila Jansen fue la creadora de Pollinator y Bubbleator, dos productos para la extracción casera de hachís a partir de flores de Cannabis. Es una mujer innovadora, que se ha involucrado en multitud de proyectos y aventuras a lo largo de su vida. Es la fundadora de la internacional y conocida fiesta Dab-A-Doo, una reunión indispensable para los amantes de las extracciones, resinas y todos los tipos de hachís imaginables. Se han hecho ediciones en varios países como, Holanda, España (Barcelona), México, Colombia y Chile entre otros.

Mila Jansen, la Reina del Hachís

Viajera llena de experiencias

Mila empezó a trabajar en la boutique Kink 22, que acabó transformándola en una tetería (tetería de Cleo de Merode), que aunque fuera un negocio, realmente era un punto de encuentro para, relajarse, escuchar música, y fumar hachís. Al sitio acudía gente de varios lugares que compartía allí sus propias drogas, gente de Asia que traía hachís de Afganistán, u estadounidenses que venían de Vietnam con LSD. Conocer y escuchar tantas historias de todas esas personas le dieron a Mila ganas de viajar, de conocer todos esos lugares. Y así hizo, por lo que viajó y viajó por tierra hasta India, conociendo el resto de países que se encuentran en esa ruta durante años, un camino largo pero que le atraía y le encantaba.

Amante del hachís pero no de la marihuana

Mila nos narra en su autobiografía que el panorama era muy diferente cuando volvió a Ámsterdam desde a India en 1988. “Todo había cambiado y existían coffeeshops por muchas zonas de la ciudad, se vendía mucha marihuana y el hachís que también estaba disponible venía de sobre todo de Marruecos. Volví a fumar hierba después de unos veinte años fumando hachís y la verdad es que no me gustó ni el sabor ni el efecto.»

Experta en hacer extracciones de primera

Ni siquiera le impresionó el hachís de Marruecos. Ella había estado un largo tiempo en la India fumando el mejor hachis de Cachemira o Nepal, donde podía conseguir hachis Afgano o de Malana. Durante este tiempo viajando, había aprendido a hacer hachís de primera calidad tanto en el norte de la India como en Paquistán. Pasó un tiempo por entonces en el que se dedicó a cultivar hierba en Ámsterdam para poder mantener a sus cuatro hijos, y o que le gustaba, hacer mi propio hachís. Ella misma nos cuenta que esto desencadenó en su invención del Pollinator.

Jane Rathbun, conocida como Brownie Mary

En el año 74 conoció a Dennis Perón en el café Flore del distrito Castro en San Francisco compartiendo un porro. Se hizo famosa porque iba con una cesta por el barrio vendiendo Brownies mágicos de marihuana por un par de dólares cada uno. Estuvo años así hasta llegar al principio de los 80 que llegaba a hacer 50 docenas de brownies al día.

Jane Rathbun, conocida como Brownie Mary

Arrestada por vender Brownies de marihuana

Fue detenida 2 veces y puesta a hacer servicios a la comunidad. La primera vez le ordenaron 500 horas de servicios comunitarios que solo tardó 60 días en realizarlos. Continuó y es donde descubrió la ayuda que les daban esos brownies a los enfermos gay de SIDA. Llegó un momento que la gente le donaba onzas de hierba para que ella fuera repartiendo a todos los enfermos de SIDA brownies mágicos de forma gratuita, gracias a la ayuda del gobierno que ella recibía podía pagar los materiales para hornear los brownies.

Puesta en libertad por el juez en varias ocasiones

En 1982 se unió al proyecto shanti que respondía a las crisis de demandas emergentes causadas por el SIDA. Perdió a su hija en un accidente de coche y por ello adoptaba a los niños del distrito de Castro en San Francisco como propios. El 7 de diciembre del 82 caminaba por el Market Street con su cesta de brownies cunado por casualidad se encuentra con uno de los oficiales que le habían arrestado en el 81. Este agente le hizo un registro encontrando 4 docenas de brownies preparados para un enfermo de cáncer que estaba con la quimioterapia. Fue llevada a la comisaria de la ciudad, pero el fiscal retiró los cargos y quedó en libertad.

Tuvo un tercer arresto en julio del 92 en California, mientras vertía cannabis en la masa de brownie en la casa de un cultivador. Fue acusada de posesión de 2,5 libras de cannabis y puesta en libertad bajo fianza. El abogado defendió a su clienta mediante la necesidad médica. Falleció en 1999 de un ataque al corazón a los 76 años. El 25 de agosto se celebra el día del “Brownie mary” en muchos lugares que conocen su historia.

Carola Pérez, del dolor al activismo.

Carola se licenció en Comunicación Audiovisual y ha dedicado gran parte de su carrera en este campo. En la actualidad, ocupa la presidencia del Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM) y es la fundadora de la asociación Dosemociones, la primera asociación española de pacientes de cannabis terapéutico, destinada a brindar asesoramiento y apoyo a aquellos que utilizan cannabis con fines medicinales. Su labor se centra también en abogar por la regulación del cannabis terapéutico.

Carola Pérez activista marihuana

Nadie se lo ha contado, lo ha vivido.

Ella no recuerda una vida sin dolor, ya que, a los 11 años sufrió una caída de tres metros en un skatepark que lo cambiaría todo. Ocurrió durante unas vacaciones con su familia, ella era deportista y activa e intentó ocultar lo ocurrido a sus padres por si le reñían, pero pasaban los días y el malestar continuo no desaparecía, así que finalmente contó lo ocurrido y rápidamente fueron al hospital, donde se confirmó que tenía el coxis astillado y partido. Desde entonces el dolor ha sido su compañero de viaje.

Operación tras operación y medicamento tras medicamento.

Desde el momento de su caída se fueron sucediendo operaciones, rehabilitación, infiltraciones… pero la situación no mejoraba, así que con 18 años le quitaron el coxis con tan mala suerte que cuando parecía que todo se iba a solucionar apareció otra dolencia, un nervio se había dañado durante esa última operación y el nuevo dolor que sentía iba a estar presente para siempre.

Se tomaba hasta 30 pastillas recetadas al día para paliar el dolor. Trankimazines, etumina, benzodiacepinas, opioides… y todo en dosis exageradas que le acabaron convirtiendo en adicta. Ella misma confirma que el dolor le cambió hasta la forma de vestir, ya que no podía ni ponerse unos jeans.

Y apareció en cannabis.

Pese a que Carola ya había probado el cannabis en su juventud con mal recuerdo (le sentó mal), su pareja del momento le hizo una infusión de leche con marihuana que cambiaría su percepción sobre esta planta y pondría su vida casi patas arriba, ya que desde ese momento el cannabis rodea su vida de diferentes formas, por un lado la terapéutica y por otro a nivel de trabajo y activismo.

La infusión cannábica que bebió le calmó, pero no era sólo eso, es que al no ser un opioide tenía claridad mental. Se “autofustigó” pensando que cómo había vivido años con tanto químicos y medicamentos si esa simple planta le podía aliviar tanto.

Activismo e Influencia actual.

Gracias a que el cannabis le ha permitido aguantar el día a día sin un sufrimiento extremo, sin eliminar el dolor de forma continua y permanente pero sí a que llegue a ser a algo tolerable, Carola Pérez empezó a movilizarse buscando una regulación terapéutica del mismo, ya que es ilógico que en pleno S XXI alguien deba abastecerse en el mercado negro de cannabis para tratarse.

Así es como finalmente ha alcanzado la presidencia del Observatorio Español de Cannabis Medicinal y colabora fuertemente con Dosemociones, una asociación de pacientes sin ánimo de lucro donde pacientes ayudan a pacientes y que defiende la postura de que nadie merece vivir con dolor y más si ese dolor es innecesario.

Carola Pérez se erige como una voz influyente en la promoción de la regulación del cannabis terapéutico, trabajando incansablemente para eliminar estigmas y fomentar un enfoque informado sobre su uso medicinal. Su compromiso y liderazgo han dejado una marca significativa en la promoción de la investigación y el acceso responsable a los beneficios del cannabis con fines medicinales en idioma español.

Es muy común verla en mesas de debate, coloquios, reuniones con políticos y en prensa, ya sea en TV, radio o en periódicos y revistas. Podríamos decir que debido a años estudio, de compartir experiencias, de juntarse con expertos y sobre todo de sus propias vivencias en lo referente al tratamiento del dolor con cannabis, es una de las voces o la voz más autorizada para hablar de cannabis medicinal en España.

María Cristina Sánchez García, la doctora del cannabis.

La doctora Cristina Sánchez ocupa el cargo de Profesora Titular de Bioquímica y Biología Molecular en la Universidad Complutense de Madrid. A finales de la década de 1990 comenzó su labor de investigación sobre los cannabinoides, desarrollando su tesis doctoral sobre ellos y con los que sigue líneas de investigación en la actualidad, especialmente en el ámbito oncológico.

Doctora María Cristina Sánchez García con marihuana al fondo
Doctora María Cristina Sánchez García

Una vida dedicada a la investigación.

En el año 2000 defendió su tesis doctoral titulada “Mecanismo de acción de los cannabinoides en células gliales papel de la ceramida”, dirigida por otro ilustre “doctor cannabis”, Manuel Guzman Pastor.

Tras completar más tarde una estancia postdoctoral de tres años en la Universidad Irvine de California, regresó a España en 2003 para liderar una nueva línea de investigación dentro del grupo dirigido por el Dr. Guzmán.

Su trabajo actual se dirige a comprender, a nivel molecular, y aprovechar clínicamente el potencial antitumoral de los cannabinoides, centrándose ahora en el cáncer de mama. Ya que han podido comprobar que este tipo de cáncer y el Glioblastoma se asemejan.

Tiene multitud de artículos científicos publicados sobre como los cannabinoides inducen a la muerte de células tumorales, inhibiendo de este moto la progresión tumoral, por lo que no podemos hacer otra cosa que agradecer su esfuerzo y dedicación.

Activismo

Desde la investigación ha respaldado el uso de fármacos cuyo principio activo es el cannabis e igualmente promueve que se bajen los precios en este tipo de terapias.

Conoció a Carola Pérez, de la que ya hemos hablado y se metió de lleno en el Observatorio Español de Cannabis Medicinal (OECM), del que forma parte como Secretaria General. MAria Cristina Sánchez García también ha desempeñado el papel de Secretaria Científica en la Sociedad Española de Investigación sobre Cannabinoides, y continúa siendo miembro de su Junta Directiva. Además, forma parte del Comité Científico Asesor de Zelda Therapetics y de la Fundación Daya.

Su contribución en la investigación sobre cannabinoides, especialmente en el contexto oncológico, refleja su compromiso con el avance científico y la aplicación clínica de estos compuestos.

Próximamente ampliaremos el post hablando de Valeria Salech, Ana María Gazmuri, Susana Va Brunschot, Jessica Billingsley y Wanda James.

Comenta en el post aquellas mujeres que deberían incluirse en este artículo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados como *

Usted puede usar estos HTML etiquetas y atributos:: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EQT S.L.U. actúa como se responsable de los datos que se recabaran en el presente blog. La finalidad es mostrar su comentario en el post, cuya base jurídica es su consentimiento expreso del articulo 6.1.a. RGPD. Se pueden ejercer en cualquier momento los derechos de acceso, supresión, limitación, portabilidad de datos u oposición dirigiéndose a la dirección postal: al correo electrónico: info@geaseeds.com. Con el checkbox Das tu consentimiento para el recabado de los datos volcados aquí, admitiendo que los mismos son verídicos, exactos y fiables, aceptando haber leído la política de privacidad.