CICLO VITAL Y DURACIÓN DEL CULTIVO

Antes de comenzar con un cultivo de marihuana a muchas personas les asaltan dudas acerca de la duración del mismo, ya que es importante conocer el ciclo vital de la planta para poder planificar adecuadamente su cultivo.
Es evidente que para calcular la duración de un cultivo hay que tener en cuenta factores que afectan al tiempo, por lo que para realizar una correcta explicación, tendremos en cuenta factores como el tipo de cultivo, interior o exterior, y el tipo de variedad, índica, sativa o híbrido, teniendo en cuenta que influyen otros muchos factores por lo que no se pueden dar tiempos exactos tan sólo valores orientativos que pueden ser de gran utilidad.

DURACIÓN DEL CULTIVO EXTERIOR

En los cultivos en exterior dependemos directamente de la climatología, por lo que si tenemos un tiempo soleado las plantas lo agradecerán, por el contrario, si el clima es nuboso afectará a nuestras plantas alargando la etapa de crecimiento y retrasando el ciclo de floración.
Habitualmente, en el hemisferio norte, la siembra en exterior se realiza en primavera, durante los meses de abril y mayo, e incluso en junio, que es cuando los días alargan y hay más horas de Sol.
La planta crecerá durante estos meses y los siguientes hasta que que los días comiencen a acortar que es el momento en el que comenzará la floración.
Para saber cuando es el momento de la cosecha, deberemos tener en cuenta la variedad escogida para cultivar:

Índicas:

Las variedades índicas puras estarán listas desde finales de agosto a mediados de septiembre.

Sativas:

Las variedades sativas puras son más tardías por lo que el momento de cosechar se alargará dese octubre hasta noviembre, pudiendo cosechar algunas hasta en diciembre.

Híbridos:

Las variedades híbridas son las que se cultiva con más frecuencia y el periodo de cosecha puede oscilar en función del porcentaje índica/sativa que tenga la variedad. Habitualmente se cosechan desde mediados de septiembre hasta octubre.

En el cultivo en exterior debe tenerse en cuenta que no por sembrar antes las plantas se harán más grandes. Es conveniente plantar cuando el clima ya no sea tan frío y acompañe la temperatura al ciclo vegetativo de la planta para un correcto desarrollo de la misma.
Por otro lado, se puede plantar más tarde de mayo, cuando teóricamente ya ha pasado la temporada de siembra. Ello no significa que la planta se cosechará más tarde ya que el ciclo crecimiento/floración lo marca la naturaleza, simplemente habremos reducido tiempo de crecimiento por lo que quedará más pequeña, pero nuestra planta estará lista para cosechar al mismo tiempo que otra que hubiésemos puesto antes.

Cultivo exterior

Cultivo exterior

DURACIÓN DEL CULTIVO INTERIOR

El cultivo en interior es totalmente diferente en el sentido de que no dependemos de la climatología sino que somos nosotros los que recreamos las estaciones y decidimos el ciclo de la planta alargando y acortando las horas de luz según nos convenga, lo que permite ser mucho más preciso a la hora de determinar la duración de un cultivo.
Durante el ciclo vegetativo lo habitual es utilizar un fotoperiodo 16/8, esta etapa puede alargarse lo que consideremos oportuno. Habitualmente dura entre 4 y 6 semanas como mínimo, aunque puede alargarse más dependiendo del espacio que tengamos para el cultivo.
Para determinar la duración de un cultivo en interior entra en juego el factor del sustrato utilizado ya que por ejemplo, la tierra es el sustrato que más tiempo requiere aunque por otro lado, necesita menos atención que otros sustratos como el coco o los de Hidroponía que son más rápidos pero requieren más atención.
Cuando la planta alcance el tamaño deseado estará lista para que ajustemos las horas y comience su ciclo de floración.

Debemos tener en cuenta que durante esta etapa las plantas siguen creciendo llegando a doblar o triplicar su tamaño. La duración de esta etapa, al igual que en el cultivo en exterior, dependerá de la variedad utilizada. Las variedades índicas estarán listas a partir de la octava semana, los híbridos entre 8 y 10 semanas y las sativas entre 10 y 12 semanas, pudiendo algunas variedades sativas alargarse más de 12 semanas.

Por último, es importante hacer una mención a las variedades autoflorecientes aunque no distinguiremos en este caso entre interior o exterior o el periodo del año en el que se cultive ya que estas variedades florecerán independientemente del fotoperiodo, es decir, que no dependerán de las horas de luz y oscuridad que reciban ni de la estación del año en la que nos encontremos. Eso sí, para aumentar el rendimiento es importante que reciban las máximas horas de luz posible. Transcurridos entre 60 y 80 días desde la siembra, las plantas autoflorecientes estarán listas para cosechar.

Cultivo de interior

Cultivo de interior

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados como *

Usted puede usar estos HTML etiquetas y atributos:: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EQT S.L.U. actúa como se responsable de los datos que se recabaran en el presente blog. La finalidad es mostrar su comentario en el post, cuya base jurídica es su consentimiento expreso del articulo 6.1.a. RGPD. Se pueden ejercer en cualquier momento los derechos de acceso, supresión, limitación, portabilidad de datos u oposición dirigiéndose a la dirección postal: al correo electrónico: info@geaseeds.com. Con el checkbox Das tu consentimiento para el recabado de los datos volcados aquí, admitiendo que los mismos son verídicos, exactos y fiables, aceptando haber leído la política de privacidad.