¿LA MARIHUANA ES ADICTIVA?

Esta es una pregunta que muchos se hacen y que tiene una fácil solución. De hecho, está demostrado que el consumo de marihuana crea tolerancia y dependencia, es decir, cada vez se necesita una dosis superior y sentimos abstinencia al dejar de consumir. Por tanto, no nos equivocamos al afirmar que la marihuana es una droga adictiva.

La adicción se caracteriza por un impulso compulsivo al consumo. En concreto, la marihuana está actualmente clasificada como una droga de la Lista I, lo que significa que no tiene un valor medicinal reconocido de forma oficial, mientras que se le atribuye un alto riesgo de abuso.

encender porro marihuana

encender porro marihuana

Marihuana medicinal

La idea de que la marihuana medicinal no tiene ningún valor terapéutico legítimo choca con las evidencias científicas actuales que demuestran los beneficios de la marihuana en pacientes con una amplia variedad de enfermedades. De hecho, muchos países y estados han legalizado la marihuana con fines medicinales e incluso recreativos.

Países como Canadá, Holanda, Uruguay, Chile, Costa Rica, Jamaica, Portugal, República Checa, Estados Unidos, entre otros, han legalizado o despenalizado el consumo y cultivo de marihuana. Especial atención merece el caso de Estados Unidos, uno de los países con mayor cultura cannábica del planeta, pero donde la marihuana sigue siendo ilegal en muchos de sus estados.

De hecho, los estados han adoptado diferentes enfoques de las leyes sobre la marihuana; algunos han optado por la despenalización, mientras que otros restringen el uso de la marihuana con fines medicinales (Nueva York, Illinois, Pensilvania, Florida y otros). Los estados más permisivos han legalizado el uso recreativo de la marihuana (estos estados incluyen Washington, Oregon, California, Colorado y otros). Algunos estados, como Texas, no han aprobado nuevas leyes de marihuana, lo que la marihuana es completamente ilegal.

La adicción

Dos indicadores de lo que se conoce como un trastorno por uso de sustancias son la tolerancia y la dependencia. Las personas que consumen una droga normalmente necesitarán más de ella para lograr los efectos que produjo en un principio. A medida que el uso continúa, también aumenta. En este punto, cuando el consumidor trata de disminuir o cesar el consumo, probablemente experimentará síntomas de abstinencia.

Aunque la presencia de tolerancia, dependencia y abstinencia por sí solas no es suficiente para hacer un diagnóstico de adicción a la marihuana, es decir, no todos los consumidores comienzan a consumirla compulsivamente, en conjunto son fuertes indicadores del tipo de uso problemático que podría causar el consumo de esta sustancia.

fumando marihuana

fumando marihuana

Hay que señalar que los individuos que desarrollan una fuerte adicción, le darán a la marihuana una alta prioridad en sus vidas, aunque hacerlo puede suponer conflictos personales y a la incapacidad de cumplir con obligaciones de diversa índole. Las personas que han llegado a este punto pueden tener dificultades para dejar de fumar sin la ayuda de un tratamiento.

Abuso y adicción

Muchos adolescentes, jóvenes y adultos consumen o han consumido ocasionalmente marihuana. Dicho uso ocasional no tiene por qué suponer un posterior consumo compulsivo de marihuana. Pero si el consumo se prolonga en el tiempo, probablemente aumentará y la persona puede comenzar a mostrar signos de dependencia física y adicción. Las señales físicas del consumo de marihuana pueden ser:

  • Mareos.
  • Risas incontroladas.
  • Ojos llorosos o rojos.
  • Olvido de los acontecimientos recientes.
  • Gula.
  • Leve paranoia temporal.

Síntomas de abstinencia

Estos signos físicos no indican una adicción, simplemente indican que se ha consumido marihuana. Sin embargo, la presencia de un síndrome de abstinencia, aunque a menudo es leve, indica dependencia física.

Los síntomas de abstinencia incluyen mal humor, leves mareos, nerviosismo o problemas para dormir.

Trastorno por consumo

Las personas con un trastorno por consumo de marihuana continúan fumando a pesar de los problemas personales, familiares, laborales o escolares. Estas personas ya no utilizan la marihuana en momentos de ocio y recreo, sino que la emplean en momentos en los que su consumo no supone ningún disfrute, recién despertados, para trabajar, estudiar o hacer deporte.

Además, esta clase de consumidores suelen juntarse con otros consumidores de marihuana y, algunos de ellos incluso rechazan la compañía de otros que no toleran su consumo. En otras palabras, el consumo moldea la vida social del individuo. Llegados a este punto lo mejor es reducir la dosis progresivamente e intentar limitar el uso a momentos puntuales de ocio.

aviso medico AVISO MEDICO LEGAL

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados como *

Usted puede usar estos HTML etiquetas y atributos:: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

EQT S.L.U. actúa como se responsable de los datos que se recabaran en el presente blog. La finalidad es mostrar su comentario en el post, cuya base jurídica es su consentimiento expreso del articulo 6.1.a. RGPD. Se pueden ejercer en cualquier momento los derechos de acceso, supresión, limitación, portabilidad de datos u oposición dirigiéndose a la dirección postal: al correo electrónico: info@geaseeds.com. Con el checkbox Das tu consentimiento para el recabado de los datos volcados aquí, admitiendo que los mismos son verídicos, exactos y fiables, aceptando haber leído la política de privacidad.